TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE EL MICROBLADING DE CEJAS

¡¡¡Así que las cejas largas y gruesas de los 90 han vuelto!!!, y todo gracias a celebridades como Cara Delevingne, Emma Watson, Sofia Vergara y Lily Collins. Las cejas que se pusieron de moda en los años 50, y en los 90 tuvieron su versión más grunge y salvaje, vuelven con más fuerza que nunca de la mano de estas nuevas it girls. Si sois de las que odian retocarse las cejas, es posible que ahora estéis empezando a devorar las palabras que hemos escrito para vosotras, pero ¡alto!, hay un pequeño problema: el aumento de tus cejas puede ser ligeramente doloroso.

Para la mayoría de las personas, simplemente con usar un lápiz de cejas para rellenarlas puede ser suficiente para crear apariencia de tener unas cejas gruesas. ¿Pero qué pasa si no quieres pasar el tiempo extra preparándote por la mañana? ¿O simplemente quiere cejas gruesas sin la preocupación de que se desvanezcan a lo largo del día, por ejemplo, mientras que estás en el gimnasio o en la playa?

Microblading

Ahí es donde entra el microblading: un tratamiento de maquillaje semipermanente que coloca pigmentos especiales debajo de la capa superior de la piel. El resultado son pequeñas pinceladas parecidas a pelos que crean cejas naturales y con más volumen. Suena genial, ¿verdad? Pero hay una trampa: El microblading viene con algún tiempo de curación y algunos riesgos. Aquí está todo lo que debes saber antes de probarlo por ti misma.

El microbladng no es barato, su precio suele rondar los 1000€ (incluyendo a veces un retoque), pero los resultados pueden durar hasta 2 años. Y aunque el procedimiento es seguro, hay varias cosas que hay que tener en cuenta. El microblading para el realce de cejas puede considerarse un procedimiento mínimamente invasivo, y cada vez que se hace una’herida’ o una punción en la piel, hay un potencial de infección. Asegúrete siempre de que las agujas utilizadas durante el tratamiento sean estériles y nuevas. Investiga el lugar al que vas y la persona que realiza el tratamiento para asegurarte que tienen una cantidad significativa de experiencia y capacitación.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE?

Es muy sencillo, imagina la técnica del microblading igual que la un tatuaje, pero no tan profundo. Tu estilista utiliza una herramienta similar a un bolígrafo equipada con siete a dieciséis (o más) microagujas en varias configuraciones. Las microagujas son tan pequeñas que no se pueden ver en detalle a simple vista, por lo que pueden imitar de forma realista el vello de las cejas creando trazos finos. El artista también puede utilizar una técnica de sombreado que consiste en quitar la piel para depositar la tinta manualmente. El coste varía dependiendo de la ciudad y de la experiencia del artista, pero a menudo puede llegar hasta 1,000 € por el primer tratamiento.

¿DUELE EL MICROBLADING?

Su primer tratamiento de microblading será el más largo. Las citas iniciales pueden durar de 1.5 a 2 horas dependiendo del nivel de habilidad del artista. En una primera consulta se suele realizar el papeleo, la consulta y elegirás la forma de ceja que te gustaría tener. Se le aplicará un agente anestésico (como la lidocaína) en el área de las cejas y luego el procedimiento en sí durará de 30 a 45 minutos.

Pero respondiendo a la pregunta,  aquí tienes las mejores noticias: el microblading no duele en absoluto. Actualmente hay medios para el tratamiento del dolor durante el procedimiento de modo que sea lo más cómodo y relajante posible. Esta es una razón más para acudir a un artista de cejas entrenado y hábil, alguien que tiene mucha experiencia en el tratamiento o que hace de esto la parte más importante de su trabajo.

microblading

Después de aplicarte la técnica, no te asuste si tienes una ligera inflamación alrededor del área de las cejas. El color del tinte también aparecerá más oscuro de lo previsto hasta que tus cejas estén curadas. Es importante permitir que en las cejas se forme una ligera costra y después sane, por lo que tendrás que mantenerte alejada del sol, las saunas, los baños de vapor y las piscinas durante unas 2 semanas. Finalmente, el color parecerá que desaparece y luego regresa. Ten paciencia durante un mes completo y verás como al final el verdadero color de las cejas se revela. Después de eso, puedes volver para un retoque, si es necesario.

Durante ese mes será necesario mantener el área de las cejas libre de acumulación de grasa y húmeda para una mejor cicatrización. Esto generalmente significa que las personas con piel más seca necesitan estar al tanto de la hidratación y evitar la sobreexposición al agua, y las que tienen la piel más grasosa necesitan mantener el área limpia de la acumulación de exceso de grasa. El artista de cejas puede recomendarle productos dependiendo del tipo de piel que tengas.

¿CUÁNTO TIEMPO DURA?

Podrías pensar que va a ser como un «maquillaje permanente», pero no dura para siempre y el color se desvanece. El microblading, por término medio, puede durar hasta dos años, aunque los resultados difieren dependiendo de la persona y su reacción a la tinta. Por lo general, se aconseja a las personas que retoquen el color y la forma cada seis meses, pero algunos clientes pueden llegar a los ocho meses después del tratamiento.

Es recomendable mantenerse por delante de la curva de desvanecimiento, esto significa que hay que llegar justo antes de que las cejas comiencen a desvanecerse. Dado que cada persona reacciona de manera diferente al microblading, la primera sesión es más bien una prueba para dar al artista una idea de cómo responden sus cejas y qué ajustes deben hacerse la próxima vez. Las personas con piel sana son buenos candidatos para el microblading, y eso ayuda mucho a inclinar la balanza a su favor para un tratamiento seguro y resultados satisfactorios.

Tened en cuenta que el procedimiento del microblading requiere traumatizar la piel, si la piel no es saludable, el resultado será impredecible y lo más probable es que no sea el deseado. Esto significa que las personas con trastornos hemorrágicos, afecciones inflamatorias activas cerca de las cejas como eczema o herpes zóster, alergias a la tinta, personas que tomen medicamentos recetados para el acné y personas que usen habitualmente productos con ingredientes antienvejecimiento deberían abstenerse de recibir esta técnica.

Si miras en tu bolsa de maquillaje ahora mismo, es probable que tengas al menos un producto dedicado a estimular tus cejas. Ya sea que estés rellenando los huecos con polvo o creando pelos en forma de ceja con lápiz para añadir volumen a tus delgados arcos, todo el mundo parece estar buscando una cosa: cejas perfectas.

Con el Microblading, un número creciente de mujeres están tirando sus cosméticos y volviéndose hacia esta técnica que tatúa semipermanentemente tus cejas en arcos perfectamente esculpidos. Estas fotos de antes y después hablan por sí solas.

microblading

microblading

 

DIFERENCIA ENTRE MICROBLADING Y MICROPIGMENTACIÓN

A primera vista puede parecer que en ambas técnicas el resultado que se obtiene es similar: cejas tatuadas. Pero esto no es exactamente así ya que estos tratamientos utilizan técnicas diferentes y por lo tanto los resultados obtenidos al tatuar las cejas son diferentes. Otra diferencia importante radica en la profundidad en la que se deposita el pigmento en la piel. Generalmente, cuanto más se profundiza en la piel (como en la micropigmentación) se obtienen unos resultados más irregulares e imprecisos, pero con una mayor duración.

En el tratamiento de microblading de cejas, a diferencia de la micropigmentación, los pigmentos se depositan en las zonas más superficiales de la piel, por lo que se obtienen resultados con muchos más realistas y precisos. Esto también es debido al instrumento con el que se realiza el tratamiento, ya que utiliza unas pequeñas puntas biseladas que aportan una mayor precisión para lograr la técnica de las cejas pelo a pelo consiguiendo así unos trazos más uniformes, finos y duraderos.

Esta definición realista en el tratamiento de microblading tiene una pequeña desventaja, y es la duración del tratamiento en la piel. Para tener una idea de la duración de ambas técnicas, el microblading suele durar de seis meses a un año, mientras que en la micropigmentación puede aguantar más de 4 años sin que desaparezca completamente el pigmento de las cejas.

Finalmente, debes tener en cuenta que la duración de cualquiera de los dos tratamientos dependerá en gran medida de lo que mimemos nuestras cejas y del tipo de piel de cada persona.

 

Leave a Reply