¿Qué es un Lifting de Pestañas? 

Si hay una imagen de la belleza con la que siempre estaremos obsesionados, es con la de las pestañas largas y deliciosas – ¡hacen que tus ojos parezcan mucho más grandes y sexys!. Por lo tanto, aunque nos encantan las pestañas postizas, no son la solución más práctica y rentable para el uso diario, incluso si puedes volver a usarlas limpiándolas correctamente. Afortunadamente, ahora hay toneladas de salones que ofrecen tratamientos que proporcionan una solución más permanente. Si bien es posible que haya oído hablar de los poderes mágicos de las extensiones de pestañas, con el lifting de pestañas conseguimos el mismo efecto, en menos tiempo y con una mayor duración.

Un lifting de pestañas, es un tratamiento para tus pestañas naturales que consiste en estirarlas y alargarlas desde la raíz. Es ideal para las personas que tienen las pestañas un poco más cortas ya que con el lifting de pestañas conseguiremos que parezcan más largas y con más volumen.

El Lifting de pestaña consigue que tus pestañas se vean mucho más largas y llenas al instante, además es un tratamiento mucho más barato y requieren mucho menos mantenimiento que las extensiones de pestañas. Así es como se comparan los dos:

¿El Lifting de Pestañas es mejor (y más barato) que las Extensiones?

 

El Coste

Aunque ambos tratamientos no son tan económicos como su rímel favorito, el lifting de pestañas es definitivamente la opción menos costosa en relación calidad/duración/precio. Un lifting de pestañas suele costar entre €50 y €100, y el efecto suele durar alrededor de ocho a doce semanas, momento en el cual nuevas pestañas comenzarán a reemplazar el conjunto tratado. Las extensiones, sin embargo, te costarán entre €100 y €400 y sólo duran entre dos y cuatro semanas (dependiendo de cómo las cuide). El lifting de pestañas tiene también un bajo mantenimiento y, a diferencia de las extensiones, no tendrás que pagar para que se recarguen después de unas semanas (€60-80) o se retiren (€20).

El Tratamiento

El tratamiento para la pestaña completa suele durar alrededor de una hora, y si eliges un tinte, te llevará otros quince minutos más, lo que no está mal considerando que las extensiones suelen durar alrededor de dos horas. Ninguno de los tratamientos duele, pero pueden ser un poco incómodos, y en ambos tienes que mantener los ojos cerrados todo el tiempo.

El Proceso

Preparación para la cita previa: Ve a tu centro de estética con la «cara lavada» y sin maquillaje. También debes evitar usar rímel impermeable una semana antes de su cita, ya que deja una película en sus pestañas naturales, que dificulta el peinado por parte del técnico de pestañas.

El proceso del lifting de pestañas es muy sencillo pero muy laborioso:

  • Primero, tu estilista limpiará tus pestañas para luego poder poner los adhesivos en la parte inferior del párpado para protegerlo y las almohadillas en la parte superior que servirán para darle forma a tus pestañas.
  • El siguiente paso será poner el pegamento sobre las almohadillas, pegando así tus pestañas una a una a la parte superior del párpado.
  • El tercer paso será la aplicación de un gel que ayudará a que las pestañas adquieran una ligera curvatura. Ten en cuenta que no estamos haciendo una permanente de pestañas. Este paso es quizás es más laborioso ya que se trabaja pestaña por pestaña, así nos aseguramos que todas acaben teniendo la forma que quieres.
  • Seguidamente pasamos a aplicar el gel fijador, que es como una especie de gomina para las pestañas. Con esto conseguimos que la forma de tus pestañas te llegue a durar sobre unos dos meses.
  • Si deseas aplicarte un tinte, este será el momento. Recuerda que con el tinte conseguiremos potenciar el color, dando una imagen de pestañas maquilladas siempre.
  • Y ya está…. solo queda retirar los adhesivos, almohadillas, restos de tinte y…. voila!!!

 

Cuidado después de la cita: Durante las 24 horas posteriores al lifting de las pestañas, es necesario evitar el maquillaje, mojar las pestañas o crear ambientes húmedos. En el caso del lifting de pestañas, eso es todo; una vez pasado este tiempo puedes tratarlas como lo harías normalmente, y eso también significa que puedes usar rímel. También se recomienda acondicionar las pestañas con aceite de coco o aceite facial por la noche.

Leave a Reply